ABAC

 

En el año 2000 Abac abrió sus puertas en la calle Rec nº 79 de Barcelona de la mano del, entonces, un prometedor cocinero Xavier Pellicer que mantuvo un gran nivel hasta que se trasladó a la Avda. del Tibidabo, donde fue cesado como responsable, reapareciendo después en “El Racó de Can  Fabes” de la mano de Santi Santamaría donde fue el gran responsable de su cierre, su patética frase “Santi se ha llevado una estrella al cielo” –cuando Can Fabes pasó de 3 a 2 estrellas Michelín- es de libro. Una vez cerrado Can Fabes, Pellicer, se arrastra en el chiringuito de la Barceloneta denominado La Barraca, donde confecciona arroces para turistas.

Hecha esta pequeña introducción, puedo decir que mi primera visita a la calle Rec me sorprendió positivamente, en la visita que hice al nuevo local de la Avda. Tibidabo me  prometí que no volvería más, ………. un fiasco.

Ahora bien, con las últimas críticas de un  Abac renovado por su nuevo y prometedor chef Jordi Cruz, decidimos volver a probarlo. En las críticas muchos pedían la tercera estrella Michelín y, la verdad, es que no. No creo que aún se la merezca.

Abac, que fue nombrado mejor restaurante de Cataluña 2011 por la Academia Catalana de gastronomía, es ahora un buen barco pero sin timonel. ¿Se repetirá la historia?. La verdad es que el restaurante da la sensación de falta un capitán.  Jordi Cruz, ha optado últimamente más por salir en el reálity Master Cheff y en revistas  que  luchar por la tercera estrella.  El servicio frio, justito, el somellier horroroso, estuvo casi toda la comida dedicado a una sola mesa.  Al pedirle maridaje nos dijo que “saldría muy caro” pero, que en principio no lo tenia previsto. A la hora de los aguardientes ni se pasó por la mesa porque seguía dedicado a la misma y el camarero que nos atendió no sabia que recomendarnos.

En fin, la comida, aunque correcta, tiene que dar un  paso adelante.  Muy pocos platos realmente originales, mucha esferificación, tipo Ferrán y otros platos con su caldo tipo Berasategui.

Jordi, una vez más, lucha por la tercera estrella y para esto dedícate en cuerpo y alma al restaurante.  Sigue estudiando e innovando.

Comimos el Menú alto, 155 euros por persona, más un Albariño y 2 whiskies, total de la factura 500 euros los dos, carísimo en relación calidad precio.

Igual que se está arriba, se puede estar abajo, en tu predecesor tienes un ejemplo.  Hace falta un trabajo constante para mantener un restaurante de esta nivel. Estas en uno de los mejores locales de Barcelona, luminoso, minimalista y espacioso.

Precio excesivo, mucho más caro que la mayoría de los 3 estrellas Michelín actuales.

“La cocina , como la tierra, es para quien la trabaja” (Time Out del 14 de febrero de El Periódico)

Restaurante Abac
Avda. Tibidabo,nº 1
O8022 Barcelona
Telf.. 93.319.66.00
www.abacbarcelona.com

Be first to comment