GUIA MICHELIN 2014 (CRITICA)

Desde la concesión en las postreras horas del pasado miércoles de las nuevas estrellas Michelin de este 2013 por la guía neumática, decidí publicar este artículo, pero antes y para ser mas ecuánime, quise ver la opinión que tenía la prensa.  La mayoría la considera penosa y algunos decepcionante, con ambos  estoy totalmente de acuerdo.
Publica Salvador Sostres en el periódico El Mundo, bajo el título “UN FRAUDE MUNDIAL “, la monumental estafa en la denominación de algunos restaurantes y la ausencia remarcable de otros. Por otra parte, también comenta la actitud chulesca, déspota, arbitraria y trasnochada en las visitas a Restaurantes de los Señores “Michelines” así  como una campaña para no reconocer a los mejores chef actuales de España,  para bajar el nivel medio real de nuestra cocina, todo en aras  a apoyar un posible resurgimiento de una nueva cocina francesa que sustituya a la desfasada actual.
Nombra  como injusticias , restaurantes como “Dos palillos” que sigue con una estrella, o la “Gresca “que sigue sin ninguna, a la que yo añado a Nando Jubany , unos de los mejores cocineros actuales de Cataluña,  que sigue con una estrella, y con lo que estamos totalmente de acuerdo, es con  Mugaritz de Luis Aduriz en Errenteria, cuarto restaurante del Mundo según la lista “50 Best Restaurants in the wold” que lleva años esperando su tercera estrella. Esta injusticia la reconoce hasta David Muñoz de Diverxo  el afortunado e injusto beneficiario de la tercera estrella con una cocina totalmente orientalizada. Cómo es que Nacho Manzano desde Casa Marcial en Arriondas continua con dos con su cocina vulgar y monótona?, misterios de la Guía Roja .
Paso a comentar otras opiniones como la de Rosa Rivas en el periódico El País, que dice: “Un año más la comparativa con otros países donde hay ”pubs” triestrellados, con España se nos antoja injusta”  y dentro de su artículo me quedo con la frase  de “la guía roja suele quedarse en un MICHELINICIDIO” con la que estoy totalmente de acuerdo.
Juan Manuel  Bellver en el periódico El Mundo opina que el rasero con los que los señores del neumático invaden los restaurantes en este país, ofende a muchos gastrónomos.
Juan y Medio del Periódico, también destaca la arbitrariedad de estos señores. Parece ser que el gran favorito de éste año, casi por unanimidad, Jordi Cruz del Abac  se perdió la tercera estrella  porque a los inspectores de la guía no les gustó que cuando pasaron por el restaurante no estuviera él en alguna de sus visitas, dado que Jordi estaba rodando en ese momento el programa Máster Chef, para Televisión.
Me pregunto dónde estarán Martín Berasategui  con sus “tropecientos“ restaurantes, Ruscalleda con el suyo en Tokio o el difunto Santi Santamaría que los tenía por todo el mundo, pero que se olvidó del suyo propio empezando así la decadencia que le llevo a su cierre, en parte , gracias a Ramón Pellicer despedido del  Abac, responsable del cierre de Can Fabes, y ahora en el chiringuito la Barraca en la Barceloneta, que desde aquí ya os recomiendo que no vayáis. Es que estos son avisados con antelación de sus visitas para tenerlo todo a gusto de los inspectores?
No entro en los meritos de Diverxo, ya que no lo he visitado, pero según lo leído, antes que él debían de estar otros restaurantes con más trayectoria y regularidad, defensores de una gran cocina regional, no siempre entendida por la guía francesa, y no basados en  influencias totalmente asiáticas. No es normal que en tan poco tiempo pases de la nada a las tres estrellas y más, las dos últimas, en años consecutivos.
Ferrán Adriá, consiguió la tercera estrella después que la guía Michelin se la negara año tras año, hasta que no tuvieron más remedio que dársela por  aclamación como mejor restaurante mundial, lo mismo podríamos decir del Celler de Can Roca que sufrió un proceso parecido. Y el Atrio de Cáceres?, de los entrañables Toño y José, merecedores de una tercera estrella desde hace años, con una cocina regional insuperable y poco conocida, una bodega considerada por algunos soumillers como la mejor de Europa y situado en una maravilla de edificio arquitectónicamente premiado internacionalmente varia veces en los últimos años.
La verdad es que año tras año la guía roja está perdiendo más protagonismo en aras de otras que han aparecido con más rigor. Cada vez tiene menos prestigio entre los gastrónomos.
Y como último  ejemplo  Quique Dacosta de Denia. Años esperando la tercera estrella, supermericidísima. He estado hace tres meses y es una pasada, de lo mejor que he probado en los últimos tiempos. Te transporta de sensación en sensación y te despierta todos los sentidos, cuidando hasta el último detalle. Próximamente, publicaré   esta experiencia, pero cuantos años estuvieron para darle la “tercera”?.
Consultar otras guías, los que viajamos, antes veíamos establecimientos con estrellas  Michelín raramente y solían ajustarse más o menos a lo esperado, pero ahora entre los que tienen estrellas y los recomendados por la Guía, las tienen hasta la panadería y la frutería de debajo de mi casa. Ay! el chauvinismo”! 
La mejor cocina del mundo actual, la más diversificada e imaginativa que ha transformado la restauración que hoy conocemos, con cocineros salidos de España ocupando los mejores fogones mundiales valorados por la Guía del país de  la mantequilla, el” faux filet” “les frites” y “la baguette” .
¡Qué pena!.       ¡¡Que grandes son¡¡

Hasta la próxima semana 

Be first to comment