Lhardy

Estamos en tiempo de frio y, si estamos en Madrid, es tiempo de cocido madrileño. Hay varias opciones correctísimas pero ninguna como Lhardy.

Situado en la Carrera de  San Jerónimo, al lado de la Puerta del  Sol, fue fundado en 1839 por Emilio Huguenin (en esa época Isabel II contaba con 9 años) a imagen  y semejanza del café Hardy del Boulevard de los Italianos en Paris, posteriormente denominado La Maison Dorée.

Su decoración, inalterable desde ese tiempo, es exquisita , el servicio a nivel y la cocina actualmente está recuperando platos como foie-gras de  Alsacia y caza como el gamo a la austriaca, faisan con uvas, la poularda rellena o ternera príncipe Orlof, así como excelentes pescados como lenguado al champangne o mariscos como langosta a la rusa que salen de la cocina que actualmente dirigen Ricardo Quintana y Antonio Fraga.

Nosotros nos decantamos por su mítico cocido con un primer plato de caldo con pasta de cabello de ángel, un segundo a  base de carnes varias y legumbres, acabando con su famoso soufle.

Nos atendió la propietaria, descendiente directa de los fundadores, Milagros Novo, toda una señora, que nos explicó muchas de las anécdotas  que ocurrieron y encierran esas paredes.

Como decíamos, una comida extraordinaria en un marco de casi 200 años, entrañable y con clase.

Es uno de los sitios que no te puedes perder si visitas Madrid. Te puedes encontrar a políticos, escritores y artistas.

Entrañable.

Precio correcto, unos 60 euros por cabeza.

LHARDY
Carretera de San Jerónimo, 8
28014 Madrid
telf. 91.522.22.07

Be first to comment